USTED ESTÁ EN:
 
 
 
 
|
Espacio para el Derecho a Réplica de un docente de la Facultad
Acceder al texto completo haciendo click en el título del artículo.
Cartel Facultad de Psicología UNLP.

Cartel Facultad de Psicología UNLP.

 La Plata, 4 de Diciembre de 2017

 

Señora Decana de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata, Lic. Edith PÉREZ

 

De mi consideración:

 

Sergio R. ZANASSI, en mi carácter de Ayudante Ordinario de la Cátedra de Psicopatología I de esta Unidad Académica, con el patrocinio letrado del Dr. Ramiro PÉREZ DUHALDE, abogado, T. XXXII F. 99 CALP, constituyendo domicilio procesal en calle 47 Nro. 767, 10 D de La Plata, dirijo a Vd. la presente -con copia para la Prof. Dra. Julieta DE BATTISTA a cargo de la titularidad de la Cátedra de mención- con motivo de falsa denuncia anónima que me agravia, que no ha sido judicial o formalmente interpuesta, sino que en forma meramente difamatoria ha circulado en nuestra Facultad, y que es además objeto de mención en la página web institucional. Debe señalarse que fui señalado en dicho sitio con nombre y apellido inicialmente, datos personales que ahora han sido eliminados, pero que larga y ostensiblemente estuvieron.

Es particularmente grave que ello suceda en esta Casa de Estudios con la cual mantengo un lazo afectivo desde los 18 años de edad, que influyo de manera altamente favorable en mi desarrollo personal y profesional. Egrese obteniendo el título de licenciado en psicología y posteriormente me gradué como especialista en clínica psicoanalítica con adultos, que me posibilitó obtener el premio de egresado distinguido de carreras de posgrado otorgado por la UNLP. Actualmente inscripto en la carrera de doctorado en Psicología.

Por lo que vengo a solicitar, con la urgencia que amerita el grave daño que me provoca el falso y agraviante libelo, la íntegra publicación de la presente nota en ese sitio web, con igual ubicación y visibilidad que la noticia publicada por la Facultad, y por igual tiempo. Ello, en uso de mi derecho constitucional de réplica: jamás he cometido un hecho que pueda calificarse de "violencia/abuso" contra trabajadores/as sexuales, ni contra persona alguna. Estas palabras caracterizan delitos, por lo que resulta particularmente grave esta difamatoria acusación.

Debe señalarse además, que la comunicación emitida por esta facultad califica de "denuncia pública", sin embargo no es más que una denuncia anónima, falsa y calumniosa, difundida a través de la red social Facebook -sin firma que individualice a persona responsable alguna- por una asociación titulada "Estudiantxs de psicología autoconvocadxs", sin individualizar quiénes entre ellos son los que se hacen cargo de la difusión de la calumnia. Situación que ha llevado a deshonrar mi nombre debiendo afrontar situaciones que están perjudicando mi labor profesional y familiar. Tal agrupación, a su turno, dice basarse en la supuesta existencia de "denuncias por violencia/abuso" que habría realizado "la organización AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina), en las zonas de consultorio y departamente de Zanassi, en representación de las víctimas". 

Esta última organización sí resulta ser una reconocida Asociación que comenzó sus actividades en defensa de las trabajadoras sexuales, particularmente frente a la violencia institucional y la discriminación, en 1994, sumándose a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) a partir de 1995.

Sin embargo, consultada la página de portada web de dicha organización en el día de la fecha (http://www.ammar.org.ar/index.php?lang=es) y las dos dedicadas en particular al supuesto ámbito de denuncia, es decir a la Provincia de Buenos Aires (http://www.ammar.org.ar/-BuenosAires.html?lang=es&debut_articles_rubriques=15#pagination_articles_rubriques), así como la que dedica a un rubro que denominan "Justicia" (http://www.ammar.org.ar/-Justicia-.html) no he podido encontrar ninguna noticia que haga referencia a los agraviantes hechos que falsamente se me endilgan.

Esta "denuncia" no es siquiera eso. Son imputaciones anónimas, propias de un régimen de terror en el que cualquiera puede ser víctima de persecución por los dichos de un falsario que se esconde en el anonimato. Pero logra que de la vindicta se hagan cargo otros, con poder de daño, y sin ninguna justicia. como es su conocimiento desde el ingreso, en principio como adscripto y luego como docente a esta institución he mantenido una conducta y profesionalismo integro, dedicándome con responsabilidad a mi rol de docente e investigador, tareas que me enriquecen profesional y humanamente con una plena dedicación para con mis alumnos con los cuales establezco un excelente vínculo pedagógico y humano año tras año lo cual me da la oportunidad de incluir, en dictado de la clase, y propiciar la libre expresión, defendiendo los derechos humanos y en particular de los grupos minoritarios. Para tal fin tomo como referencia la declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías en pos de la no discriminación.

Es notorio que no hay en la falsa denuncia referenciada en vuestra página institucional, ni una sola indicación concreta de quién habría sido la supuesta víctima. Se alega para ello que "eligen no hacer pública su identidad. Esto, es consecuencia directa de la situación de vulnerabilidad social en la que se encuentra en conjunto de los trabajadoras sexuales: violencia institucional, convivencia policial con las redes de trata, etc". Pero nada de esto es cierto, pues no soy parte de ninguna institución que pueda ejercer ese tipo de violencia que se alega. Por lo demás, tampoco se describe ni mínimamente cuáles habrían sido los hechos supuestamente padecidos. Ni la fecha, ni el lugar en que se habrían cometido.

En consecuencia, solicito a la Señora Decana tenga a bien disponer en forma inmediata para evitar la prosecución del daño, la publicación de la presente en la página web de nuestra Facultad, con el mismo grado de visibilidad que ha tenido la noticia allí publicada que me refiere y por la misma cantidad de días en que ha permanecido o permanezca.

Ruego no se dé a la presente ningún giro a otra autoridad que no sea la misma que decidió la publicación para evitar dilaciones. La publicación fue decidida por funcionarios de directa dependencia vuestra, por lo que pido igual tratamiento.

Saludo a la señora Decana con toda consideración.

Firma Dr. Ramiro Pérez Duhalde.

Ver PDF Espacio para el Derecho a Réplica de un docente de la Facultad

 


 

 
Documentos
Sin contenidos para mostrar