USTED ESTÁ EN:
 
 
institucional
 
 
|
Pronunciamiento de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata contra el supuesto Síndrome de Alienación Parental

La incidencia de las violencias sobre uno de los sectores más vulnerables de nuestra población, nuestros niños, niñas y adolescentes (NNyA), interpela nuestra práctica profesional y en consecuencia nuestra formación como así también el desempeño de las instituciones que debieran dar respuestas a tales problemáticas.

 El Abuso Sexual Infantil es una de las formas de violencia más perjudiciales para la subjetividad y la salud, expresión de una sociedad patriarcal que posterga sistemáticamente a las mujeres, niños, niñas y adolescentes de nuestra comunidad.

 

 En materia de prevención y asistencia como así también en su persecución y sanción se han alcanzado logros importantes durante los últimos años. Sin embargo se ha desplegado en distintas instancias una reacción o contramovimiento encubridor, protector de abusadores y pedófilos, apelando entre otras estrategias a falsos conocimientos y entidades diagnósticas.

 

 En momentos en que se hace necesario sostener y profundizar los avances realizados en la materia, la Facultad de Psicología de la UNLP asume un rol activo para visibilizar y desenmascarar aquellas teorías y prácticas profesionales e institucionales que promueven el violentamiento y afectación de la salud mental de NNyA.

 

 En este sentido la Facultad de Psicología de la UNLP, a través de su Honorable Consejo Directivo, expresa su absoluto rechazo a la utilización del denominado “Síndrome de Alienación Parental” (SAP) y o sus derivados como el supuesto Trastorno de Alienación Parental, y argumentos tales como “Madre Maliciosa” o la “Co-construcción de la Memoria”.

 

 Este falso Síndrome, creado por el psiquiatra militar norteamericano Richard Garner, a diferencia de otras entidades clínicas concernientes al campo de la psicopatología infantil, no es reconocido como categoría diagnóstica ni entidad gnoseológica en ningún país del mundo, ni ninguna asociación profesional o de especialistas lo considera como tal, dado que carece de sustento científico, siendo rechazado por diversas organizaciones internacionales por ejemplo la Organización Mundial de la Salud.

 

 Sin embargo los argumentos a los que da lugar están siendo incorporados en el ámbito de la Administración de Justicia por jueces, fiscales y profesionales de la salud mental para desestimar el relato de los NNyA que han sido objeto de violencias en general y de abuso sexual en particular.

 

 Teniendo en cuenta que en estas violencias el relato de la víctima es muchas veces la única prueba del delito, la aplicación de estas falsas categorías científicas produce impunidad. Nuestro país posee una larga historia de impunidades y como profesionales de la subjetividad sabemos el alto impacto iatrogénico y deteriorante que eso significa, mas aún en un ser humano en formación como es un niño/a o adolescente.

 

Cabe recordar que nuestra Ley de Ejercicio Profesional Nº 10306, en su art. 9, inc. a) señala: “Queda prohibido a los profesionales que ejerzan la Psicología aplicar a su práctica profesional, tanto pública como privada, procedimientos rechazados por los Centros Universitarios o Científicos reconocidos por el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires”. En el mismo sentido se expresa el Código de Etica del Colegio de Psicólogos de las Pcia. de Bs. As.

 Desde la Universidad Pública es doble el compromiso en tanto constituye parte de un Estado que nuestra Constitución Nacional posiciona en el compromiso con el eficaz ejercicio de Derechos de su población.

 

Por todo lo expuesto la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata expresa su rechazo absoluto a cualquier utilización del SAP y sus argumentos derivados, por considerarlo una falsedad conceptual carente de sustento científico y por producir su aplicación consecuencias iatrogénicas, con profundas secuelas en la subjetividad y la salud mental de los niños, niñas y adolescentes de nuestra población.

22 de diciembre 2014

FACULTAD DE PSICOLOGÍA. UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

 
Documentos
Sin contenidos para mostrar